7 canciones sobre la salud mental

Hablamos de 7 temas que tratan sobre la depresión y otros trastornos

canciones

En los últimos años, la salud mental es un tema que ha ocupado una posición principal en el debate sobre la atención sanitaria y la salud. Hablar de ello es muy importante, pues ayuda a visibilizar y a quitar el estigma a ciertas condiciones como el estrés o la depresión de las que todos podemos ser víctimas en algún momento. De esta forma, hoy hablaremos de siete canciones clásicas de diferentes géneros que hablan de la salud mental de una u otra manera.

The Rolling Stones – Paint It, Black

«I see a red door and I want it painted black/ No colours anymore, I want them to turn black», con estos versos inicia Paint It, Black de los Rolling Stones, una canción que combina el rock psicodélico británico con los mantras indios. En sus más de tres minutos de duración, esta canción habla del duelo que se sufre tras la muerte de alguien querido y cómo en ese momento se ve todo de forma muy negativa.

Pink Floyd – Shine On You Crazy Diamond

Pink Floyd tienen una reputación bastante marcada como grupo de música psicodélica. En estos términos, en su catálogo existen numerosas canciones que hablan sobre experiencias con las drogas y otras sustancias. De entre estas, una de las más destacadas es Shine On You Crazy Diamond, de su álbum de 1975, Wish You Were Here. Esta épica composición de más de trece minutos cuenta como la adicción a a las drogas puede destruir la vida del adicto. Concretamente esta canción habla de Syd Barrett, el primer vocalista del grupo, que abandonó la banda tras su primer álbum y estuvo combatiendo una fuerte adicción al LSD.

Joy Division – New Dawn Fades

De la misma manera que Pink Floyd hicieron con el rock psicodélico, Joy Division también forjaron su reputación como un grupo de música oscura y deprimente. En los cuatro efímeros años que duró su carrera musical sentaron en gran parte las bases de la cultura gótica. Por supuesto, es de esperar que la naturaleza de sus canciones sea bastante sombría. En este sentido, entre todas las canciones de su ópera prima Unknown Pleasures, destaca New Dawn Fades, una canción que, con una progresión lenta y atmósfera ominosa, habla del suicidio.

Tears for Fears – Mad World

En Mad World, Tears for Fears hablan de la monotonía de la vida y la apatía que eso genera. A pesar de tener un ritmo y una melodía simpática y medianamente animada, la letra es completamente devastadora. Esto es así desde las líneas que la abren: «All around me are familiar faces/ Worn-out places, worn-out faces»; hasta el propio estribillo: «And I find it kind of funny/ I find it kind of sad/ The dreams in which I’m dying/ Are the best I’ve ever had».

Metallica – Welcome Home (Sanitarium)

En su etapa clásica Metallica tenían la costumbre de meter en sus álbumes una canción de progresión más lenta y calmada que el resto. Welcome Home (Sanitarium) es el tema de este estilo que introdujeron en su tercer disco de estudio, el aclamadísimo Master of Puppets. Un tema central en este álbum es el de la manipulación, que se ve reflejada de diferentes formas. En el caso de esta canción, se habla de la manipulación y abusos que sufrían las personas ingresadas en centros psiquiátricos. No es casual que una de las grandes inspiraciones para esta canción fuese la película Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco.

Geto Boys – Mind Playing Tricks On Me

En el hip-hop también hay lugar para hablar de los trastornos psicológicos. En este clásico tema del 91, el grupo de Houston habla de la paranoia y estrés que la vida gangsta puede causar en los individuos. Hablando de estos temas, el verso más destacable de la canción es el último, en el que Bushwick Bill rapea acerca de una pelea con un hombre que jamás existió, que fue producto de la paranoia. La letra de la canción cierra con él en el suelo y las manos ensangrentadas por golpear en el asfalto.

Nine Inch Nails – Hurt

Aunque quizá la versión más conocida de este tema sea el cover que hizo Johnny Cash en el último año de su vida, la realidad es que la versión original de Nine Inch Nails es la que mejor refleja la naturaleza de la canción. Haciendo uso de una instrumentación mucho más industrial y ruidosa, Hurt habla simultáneamente de dos temas escabrosos. Por un lado habla de recuperarse de la drogadicción y por otro, de sobrevivir a un intento de suicidio. En cualquier caso, el protagonista de la canción se refleja en su propia experiencia en ambas instancias y se plantea un nuevo futuro en base a lo que ha aprendido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.