Automedicación: ¿por qué es peligroso?

Hablamos de los riesgos que puede causar la automedicación

Se define automedicación como el consumo de medicamentos sin una prescripción médica que lo avale. Normalmente llevamos a cabo esta práctica con aquellos medicamentos que no requieren de una receta por parte del médico, con aquellos que son de venta libre. Algunos ejemplos de estos medicamentos que solemos usar sin prescripción son el ibuprofeno, el paracetamol o la aspirina. Sin embargo, su uso indiscreto sin recomendación de un profesional está completamente desaconsejado por los médicos. A continuación comentamos algunos de los motivos:

Intoxicaciones

Así como efectos secundarios y reacciones. Propiciados por el mal uso de un fármaco o la combinación de varios, estos pueden hacer que el paciente empeore su estado de salud y le aparezcan síntomas que previamente no tenía. Además, muchos medicamentos pueden causar problemas renales y en el aparato digestivo a largo plazo.

Resistencia a los medicamentos

La automedicación puede traer un problema de capital importancia, y es que estos pueden volverse ineficaces. El valor de los medicamentos es que funcionan como un agente externo que el cuerpo debe asimilar. Si el organismo se adecúa a su presencia hará que desaparezcan los efectos que en teoría deberían causarnos originalmente.

Adicción y dependencia

Los fármacos, como toda droga, pueden causar adicción en el consumidor. Por ello, es conveniente un uso responsable de los mismos, y que mejor que llevar esto a cabo mediante la recomendación de un profesional. De esta forma evitaremos que nuestro organismo desarrolle una dependencia que puede ser tan dañina como la dolencia original.

Enmascaramiento de otras enfermedades

Al consumir medicamentos sin un control, nuestro cuerpo pasa por una serie de cambios. Durante este proceso es complicado realizar un diagnóstico adecuado al paciente. Esto puede derivar en una dificultad añadida a la hora de descubrir enfermedades que pueda tener el paciente bajo su desconocimiento y retrasar sustancialmente el diagnóstico. Todo esto a su vez, conlleva dificultades en el tratamiento. Es por esto que la automedicación es tan peligrosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.