Historias paranormales en centros de salud y hospitales

Diferentes trabajadores de los centros de salud y hospitales cuentan historias paranormales que han vivido en sus lugares de trabajo

El hospital general universitario de Valencia, es un lugar conocido por los amantes de los sucesos paranormales: “La historia del hospital se remonta a principios de 1409 cuando un fraile de la ciudad instó a las autoridades a crear un hospital para enfermos mentales”.

Son varios los celadores y miembros del personal de seguridad que relatan las escalofriantes apariciones que tienen lugar entre sus paredes. Trabajadores que aseguran ver lo que parece. “Un monje de unos dos metros de alto y unos 140 kilos de peso”, ancianas que hablan con los celadores y desaparecen para instantes después aparecer en la morgue, dentro de una de las cámaras frigoríficas. Se cuentan por decenas los testimonios de trabajadores del hospital que han vivido extrañas experiencias en uno de los hospitales de la ciudad de Valencia.

La monja de Sevilla

En el Hospital San Lázaro de Sevilla ocurre algo similar. Según un testigo, “en el hospital de San Lázaro hay una monja vestida de negro que se pasea por los quirófanos, yo la he sentido”. “Hay compañeros que están en la zona de la sala de despertar y quirófano y aún no han visto, todavía, a ninguna monja vestida de negro. El hecho es inquietante”.

Hay otros testimonios, como la historia de la habitación 203 de este hospital. “Se apareció un hombre, dio su nombre, lo miraron en un historial y ese hombre había muerto hace muchísimos años y desapareció y no se le volvió a ver, dio sus datos…”, la persona que lo atendió quedó aterrada.

De albergue para mendigos, a hospital y posterior museo

¿Sabías que el actual Museo Reina Sofía antes era un albergue y después un hospital? En sus primeros años de funcionamiento murieron miles de personas en el hospital, en una época en la que distintas pestes y epidemias asolaron Madrid. El número de cadáveres era tan elevado que muchos de ellos tuvieron que ser enterrados en el subsuelo del propio centro hospitalario. Este hecho hizo que durante el siglo XIX surgiesen historias sobre duendes y fantasmas que subían por las noches a las habitaciones de algunos enfermos para anunciarles que su muerte estaba próxima.

Durante las obras de acondicionamiento se produjo toda una serie de macabros hallazgos. Se encontraban restos de esqueletos, calaveras o cadáveres de niños. En 1990, mientras se llevaba a cabo una segunda remodelación, aparecieron tres monjas momificadas enterradas en la antigua capilla del hospital. Esa zona hoy día se utiliza como sótano y algunos trabajadores del museo aseguran que se producen la mayor parte de actividades paranormales. 

Y tú, ¿has vivido o conoces historias paranormales sobre un hospital u otro centro? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *