Tipos de jeringas y sus usos

Son una herramienta imprescindible en las rutinas de trabajo de los profesionales sanitarios ya que se emplean para suministrar medicamentos u otras sustancias

Se componen por un tubo de plástico, un compresor que empuja el fluido que se inyecta y en la punta, una zona estrecha donde se coloca la aguja o la vía para realizar la administración o la extracción. Las jeringas principalmente se distinguen por las partes que las componen, siendo de 2 y de 3 cuerpos.

Jeringas de 2 cuerpos

Estas están formadas por el tubo cilíndrico o cuerpo de la jeringa, y el compresor que se encuentra dentro del tubo para llenar o vaciar el cuerpo. Este tipo de jeringas se utilizan principalmente para la preparación y administración oral de medicamentos.

Jeringas de 3 cuerpos

Este tipo de jeringas están compuestas de las dos partes mencionadas anteriormente, y un pistón de goma en el final del compresor para retener el líquido. Además, pueden tener varios tipos de conexiones según el tipo de cono que disponga la jeringa y la forma en que se asegure la aguja a esta.

  • Tipo luer. Tienen la punta en forma de cono sobre la cual se coloca la aguja a presión y permiten la inyección de medicamentos líquidos.
  • Tipo luer lock. Tienen una rosca doble en su punta para un mejor agarre de la aguja, sirve para inyectar sustancias de alta densidad.
  • Cono catéter. También llamado cono alimentación. Se suelen emplear para aplicar medicación y recoger muestras de fluidos corporales, administrar alimentación al paciente mediante sonda nasogástrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.