Colesterol, qué se puede comer y qué no

Un nivel elevado de colesterol aumenta el riesgo de cardiopatías y accidentes vasculares cerebrales

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano necesaria para el normal funcionamiento del organismo. La mayor parte del colesterol se produce en el hígado, aunque también se obtiene a través de algunos alimentos. Una dieta saludable y realizar ejercicio físico son la mejor solución para combatirlo. Expertos aseguran que la genética, el estrés o el sedentarismo también son factores que influyen en el aumento del colesterol, no solo la ingesta de alimentos.

Existen dos tipos:

  • HDL. También conocido como el colesterol bueno. Se encarga de llevar el LDL de las arterias a otras partes del organismo para que vuelva al hígado y este lo descomponga y utilice.
  • LDL, el malo. Este, constituye la mayor parte de colesterol de nuestro organismo. Y un nivel alto puede dar lugar a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

A continuación, os mencionamos algunos alimentos que pueden regular el colesterol.

  • Frutos secos
  • Verduras y frutas
  • Alimentos ricos en fibra y ácidos grasos insaturados
  • Avena
  • Té matcha
  • Pescados azules

Ahora sí, los profesionales aconsejan disminuir bastante la ingesta de estos otros alimentos, que al contrario que los mencionados anteriormente, hacen que aumente el colesterol.

  • Bollería industrial
  • Mantequilla y quesos grasos
  • Embutidos y patés
  • Comida rápida
  • Alimentos hipercalóricos
  • Bebidas alcohólicas
Alimentos no recomendables para el colesterol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.