5 alimentos que no son tan saludables como creemos (y 5 que sí lo son)

Ya hablamos en su día de cinco mitos de la alimentación que están bastante extendidos. A continuación hablaremos de cinco alimentos que creemos que son sanos cuando no lo son y de cinco que a pesar de su fama sí son bastante recomendables para incorporar a nuestra dieta:

1. NO sano: Zumos de frutas

Concretamente aquellos que vienen envasados. Normalmente estos tipos de zumos suelen tener edulcorantes y aditivos para potenciar su sabor. Además se debe tener en cuenta una cosa, y es que para hacer zumo, aunque sea natural, se utiliza más volumen de fruta que la que nos comeríamos normalmente.

1. Sano: Leche entera

Contrario a la opinión popular, la leche entera tiene beneficios directos para la salud. Según un estudio, el consumo de leche entera estaría directamente relacionado con tener un riesgo inferior a contraer diabetes e hipertensión.

2. NO sano: Salsa de soja

Aunque la salsa de soja es un aderezo con beneficios, la realidad es que tiene unos niveles elevadísimos de sodio. También es un alimento ultraprocesado y, por norma general, conviene evitar este tipo de productos.

2. Sano: Cacahuetes

Aunque es una fuente de grasas, las que contiene suelen ser buenas para el organismo. Tiene elevados contenidos de potasio y hierro, así como de fibra y proteínas. También tienen la facultad de saciar el hambre con facilidad. Eso sí, conviene no tomarlos fritos ni con sal, pues en tal caso los beneficios se disiparían.

3. NO sano: Yogures bajos en grasas

Al contrario de lo que el nombre sugiere, los yogures bajos en grasas no son tan saludables como pensamos. Normalmente este tipo de yogures suele contener altos niveles de azúcar que no solo compensan sino que superan los riesgos que puedan entrañar las grasas habitualmente presentes en el yogur. Lo ideal es, en su lugar, consumir yogures bajos en azúcar pero que mantengan el nivel de grasas normal.

3. Sano: Miel

Sobre todo si es natural, la miel tiene beneficios directos para el tránsito intestinal, para la piel, para la memoria o incluso para el sueño. Lo que hace de la miel, además, un alimento tan bueno es que se puede usar como edulcorante sustitutivo del azúcar blanco.

4. NO sano: Vinagre de Módena

Este tipo de vinagre suele contener una mayor cantidad de zumo de uva concentrado que el vinagre común. Siguiendo un fundamento similar al de los zumos, esto hace que el vinagre de Módena o balsámico tenga bastantes más calorías que cualquier otro.

4. Sano: Salmón

También aplicable a otros pescados azules grasos, el salmón contiene unas grasas con efectos antioxidantes y antiinflamatorios. También son ricos en omega-3, esenciales para disminuir la presión sanguínea. Por ello es recomendable incluir este tipo de pescados de forma habitual en nuestras dietas.

5. NO sano: Tortitas de arroz

Tipificado en los últimos tiempos como un snack saludable, la realidad es que las tortitas de arroz no son nada recomendables. Contienen mucha sal y aditivos poco sanas para el organismo. Además, y al contrario que los cacahuetes, apenas sacian el apetito, con lo cual se necesita consumir una mayor cantidad para calmar el hambre.

5. Sano: Aguacate

Ya considerado un clásico entre los alimentos grasos saludables, los aguacates destacan por ser riquísimos en nutrientes. Contienen altos niveles de proteínas, grasas insaturadas, fibra y potasio, que ayuda enormemente a disminuir la presión arterial.

Y tú, ¿consumes alguno de estos alimentos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.