Un análisis de sangre da nuevas esperanzas contra el cáncer

El estudio se ha publicado en el congreso ESMO (Sociedad Europea de Oncología Médica) celebrado en París del 9 al 13 de septiembre

El estudio se llama PATHFINDER y ha sido liderado por Deb Schrag, doctora del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Es la primera investigación que demuestra que una prueba de MCED puede detectar el cáncer en pacientes con la enfermedad no diagnosticada.

Los resultados de la investigación demostraron que las nuevas pruebas sanguíneas MCED son capaces de detectar una señal de cáncer en el 1,4% de más de 6.000 personas mayores de 50 años que no sabían si tenían cáncer. El estudio confirmó en el 38% de los que dieron positivo en la prueba, con una media de 79 días hasta detectarlo. También salió un porcentaje negativo del 99,1% en 6.290 personas que no tenían cáncer.

Estas pruebas son capaces de detectar señales de cáncer comunes, además de más de 50 tipos de la enfermedad. También puede predecir en qué parte del cuerpo se puede encontrar el cáncer, lo que facilita la posterior detección y control de la enfermedad.

Según la investigación, esto puede darse por la señal que surge de secuencias de ADN tumoral circulante en la sangre, que tienen patrones de metilación diferentes a los del ADN no tumoral.

Este nuevo avance supone una nueva esperanza y una mayor garantía para afrontar el cáncer, sobre todo, aquellos que son indetectables en la actualidad.

El estudio PATFINDER seguirá investigando y realizando nuevos ensayos para así perfeccionar las pruebas. El objetivo principal es reducir la tasa de mortalidad a través de estas pruebas y mejorar la distinción del ADN tumoral del resto de ADN que circula por la sangre.

Los investigadores insisten en que todavía es pronto para empezar a introducir las pruebas en la práctica clínica de rutina hasta que no se calcule el impacto que pueden generar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.